Happycratizar la Empresa

Happycratizar: Hacer feliz a las personas o facilitar las cosas para conseguir un efecto de felicidad.

El deseo por alcanzar  felicidad  es y ha sido reconocido durante generaciones como una constante universal en el comportamiento de las personas  tanto es así que incluso las Constituciones de algunos países consagran su búsqueda entre las bases del gobierno a sus ciudadanos. Por el contrario y aunque durante algunos años el objetivo general de ciertas políticas laborales fue conseguir los mayores niveles de satisfacción de los trabajadores en su lugar de trabajo, no creo equivocarme si digo que la felicidad en el puesto de trabajo está hoy más cerca de ser  una quimera que de  integrarse de forma natural en la gestión de las actuales relaciones laborales o de trabajo.

Diversos estudios acreditan en parte lo  anterior, Gallup en el año 2009 publicaba un informe en el que señalaba que un 71% de los trabajadores encuestados en US reconocían tener una falta total de compromiso con los objetivos de su empresa o no reconocer  sentido alguno al negocio que les empleaba,  lo que  en términos económicos se traducía en unas pérdidas por falta de productividad  de $300 billones por año.

La firma Hewitt Associates, en el año 2009, acreditaba que las empresas en las que un 65% o más de sus trabajadores aseguraba sentirse comprometido con los objetivos de las mismas, lograban retornar  un 19% más sobre las inversiones realizadas ,comparados con la media general. De igual forma que compañías con un alto porcentaje de empleados desinteresados o faltos de motivación por su trabajo -hasta un 40% del total, se señalaba-  retornaron un 44% por debajo de esa media. A mi juicio, son datos lo suficientemente significativos como para  reflexionar si hoy en día sólo el hacerlo bien ya es suficiente para el éxito de una empresa. Yo creo que no, que al igual que se pide a la gente reinventarse, las empresas tienen que redefinir su papel a la hora de gestionar a las personas que en ella trabajan y sobre todo dar entrada a sus emociones.

En el imaginario popular de los últimos años aparece frecuentemente la idea de que unos trabajadores felices y satisfechos son per se más productivos que los que no lo están. Idea que aún pudiendo parecer lógica no tiene mayor fundamento que el de nuestra propia intuición. Sin embargo ya existen desde hace tiempo numerosas evidencias de carácter científico y experimental que demuestran la existencia de una correlación positiva entre satisfacción y productividad  y que sugieren que los trabajadores más productivos están probablemente más felices en su puesto de trabajo que aquellos menos productivos. La idea es simple pero poderosa , todos la hemos experimentado en algún momento -si tú percibes que haces un buen trabajo y que tiene una finalidad, intrínsecamente te sientes bien contigo mismo-. La forma correcta por tanto de expresar esta idea, sería la siguiente: “cuanto más productivo es un trabajador más satisfecho se encuentra en su trabajo”

Para conseguir la “happycratización” de nuestras empresas, no es necesario por tanto gastar, – perdón, quise decir invertir- , ingentes cantidades de dinero en acciones  que rozan la comicidad al ver ejecutivos ataviados de traje y corbata acariciando un caballo o  directores de área ordeñando una vaca o  todo el departamento de ventas aporreando unos tambores al son de aquellas viejas películas de Tarzán… ¡ No! , sólo hay que gastar  tiempo,algo del talento de ese que se pregona hacia los demás como algo  por descubrir y desarrollar y el suficiente esfuerzo en,- desde la responsabilidad y nunca la generosidad o a lo peor la frivolidad -, poner en marcha acciones que faciliten a las personas que conforman la organización ser más productivas bien a través de un mejor entrenamiento, mejores herramientas,  remover barreras, fomentar acciones excepcionales y/o ejemplares, crear entornos de participación y reflexión…etc. El bienestar del negocio está íntimamente relacionado con el de la organización y las personas, sólo usando un estilo de dirección basado en el bienestar del negocio a través de las personas y no al contrario, se pueden garantizar los mayores retornos socio económicos para los individuos y el propio negocio.

Tradicionalmente la productividad incluye conceptos como el de inversión, innovación, habilidades, competitividad, emprendimiento, etc. El iOpener Institute for People and Performance  concluye,  a través de diversos estudios realizados, que las empresas en el actual escenario tienen, además de todo lo anterior, que trabajar el concepto de felicidad de sus empleados para seguir siendo competitivas y señala cinco ámbitos para procurarlo:

  1. Definir qué debe hacer  individualmente  cada integrante de la plantilla, es decir, el esfuerzo. En qué y a qué obedece dicho esfuerzo en términos de objetivos claros y precisos.
  2. La motivación debe ser concretada en acciones a corto plazo  a través  fundamentalmente del refuerzo de habilidades, experiencias y responsabilidades concretas.
  3. Acercamientos continuos y constantes de los valores de la empresa y su cultura a los empleados.
  4. Comunicar a través de los canales adecuados la estrategia de la empresa a largo plazo. Explicar el sentido del negocio y el papel que cada uno juega en ello.
  5. Aportar seguridad y confianza honestamente, no tanto sobre la viabilidad del puesto de trabajo sino más sobre la viabilidad del trabajo bien hecho.

La cada vez la mayor impotencia de los Estados ante sus ciudadanos y la perdida de capacidad para resolver los problemas que se les plantean, otorga un papel significativo al uso del poder de los negocios en la resolución de muchos de los problemas sociales y medioambientales actuales. En ese escenario, se hace necesario por tanto redefinir el éxito en los negocios y es en esa redefinición donde, a mi juicio, deben aparecer aspectos como la felicidad en el puesto de trabajo, el bienestar de la comunidad en la que se opera y la salud del medio ambiente en que se desarrollan esas operaciones para que tanto el negocio como las personas que en él participan siga manteniendo el mayor retorno posible, creando y distribuyendo riqueza.

Deja un comentario

4 comentarios

  1. Eowyneta

     /  05/12/2012

    Hola . No se si te ha llegado el aviso de que han copiado tu contenido en esta página web sin hacer el correspondiente ping back: http://yoevoluciono.com/2012/12/03/happycratizar-la-empresa/ Te aviso porque a mi me ha pasado lo mismo y me he enterado gracias a que tenía un link a un post mío anterior. Para que puedas comprobarlo: http://yoevoluciono.com/2012/12/04/la-radio-de-darwin-de-greg-bear/ y el mío http://eglath.wordpress.com/2012/11/21/la-radio-de-darwin-de-greg-bear/. Estoy a favor de compartir información pero siempre citando la fuente original, así que te aviso por si quieres poner una queja. Voy a ir avisando a más blogueros que pueden haberse visto afectados. Un saludo

    Responder
    • Muchas gracias por tu ayuda. ¿ Cómo puedo poner una queja?
      Un saludo
      Gerardo González

      Responder
      • Eowyneta

         /  05/12/2012

        Hola Gerardo. Yo se la he puesto al mismo autor, pero estoy investigando para saber si puedo hacer algo más porque prácticamente la totalidad de su página web son copias totales o parciales de otros blogs y por tanto somos muchos los afectados. Un saludo, María.

  1. Cara y cruz de la movilidad interna |

Deja un comentario/ Interact with Us

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: